La fuerza de los consumidores para impulsar cambios en el sistema financiero